baseline-home / Sectores / Diphotérine® / Tratamiento del agua 

Tratamiento del agua 

Desde la entrada de las aguas residuales en la planta hasta su descarga en el medio ambiente natural, se dan diferentes pasos entre el tratamiento inicial y la purificación. Este proceso requiere el uso de diversos productos químicos corrosivos (por ejemplo, cloruro de hierro, ácido sulfúrico o ácido clorhídrico). Durante estas diferentes etapas, el agua está en movimiento y pueden producirse algunas salpicaduras en los empleados cercanos, especialmente los responsables de comprobar que el tratamiento se desarrolla sin problemas. Estos pasos incluyen la floculación, la desnitrificación y la desfosfatación, donde se requieren productos químicos. Son fases en las que los empleados presentes pueden recibir proyecciones.
También es necesario mantener el aire limpio de cualquier olor desagradable para los habitantes cerca de la planta de tratamiento de aguas. Para ello, el aire se lava con productos químicos en 3 lavados: con ácido sulfúrico, con lejía y con sosa cáustica.

El empleado debe descontaminarse rápidamente aunque no pueda ver o moverse. El dolor asociado con la pulverización del producto químico también es una limitación. Es necesario actuar con eficiencia y rapidez. El empleado, afectado por una proyección, necesita una solución de lavado eficaz y un tratamiento rápido.

Las ventajas de la solución de la Diphotérine® para este sector

1- Protocolo único
2- Una solución efectiva contra todas las familias de químicos
3- Lavar en cualquier lugar
4- Intervención rápida
5- Reacción rápida y serena
6- Alivia el dolor
7- Un lavado seguro para cualquier herida

¡Ellos dan testimonio!