Riesgo de salpicadura química en la industria de los detergentes

el riesgo químico en la industria de los detergentes

Los orígenes de la limpieza se remontan a la prehistoria. Debido a que el agua es imprescindible para la vida, los primeros hombres vivían cerca del agua y conocían sus propiedades de limpieza.

Los detergentes se desarrollaron durante la primera y la segunda guerra mundial como consecuencia de una penuria de grasas animales y vegetales así como de aceites. Por otro lado, una sustancia resistente al agua dura era necesaria para que la limpieza fuera más eficaz. En aquella época, el petróleo constituyó una fuente rica para la fabricación de detergentes. Hoy en día los detergentes se fabrican principalmente a partir de una variedad de productos petroquímicos y/o productos oleoquímicos (derivados de grasas y aceites).

Según las últimas tendencias, los productos de limpieza líquidos superan los productos de limpieza en polvo.

    Los detergentes pueden ser por ejemplo
  • Productos para lavar la ropa: tienen una fórmula que permite quitar la suciedad, blanquear, suavizar y condicionar el tejido.
  • Lavavajillas: entre ellos, se encuentran los detergentes para las manos y para los lavavajillas así como otros productos específicos.
  • Productos de limpieza: se utilizan para limpiar superficies pintadas, plásticas, metálicas, la porcelana, cristales... Porque ningún producto tiene una eficacia óptima en todas las superficies y manchas, una gran variedad de productos ha sido desarrollada para limpiar de manera fácil y eficaz.

Entre la distintas empresas productoras de detergentes se encuentran: Solvay, Henkel, Procter & Gamble, Unilever…

Riesgo químico

Un detergente (o surfactante) es un compuesto químico que tiene propiedades tensoactivas que le hacen capaz de disolver la suciedad.

Productos químicos utilizados

La selección de las materias primas constituye la primera etapa de fabricación de los detergentes. Las materias primas se eligen según numerosos criterios, incluyendo la seguridad humana y medioambiental, el coste, la compatibilidad con otros ingredientes, así como la forma y las características de eficacia de los productos terminados.

    Entre los diferentes ingredientes se encuentran
  • El hipoclorito de sodio para blanquear, aclarar y eliminar las manchas.
  • Productos alcalinos (amonio, hidróxido de sodio…). La alcalinidad es útil para eliminar la acidez, la grasa y las manchas de aceite. Por lo tanto, los detergentes son más eficaces cuando son básicos.
  • Los ácidos (ácido nítrico, ácido acético, ácido clorhídrico...) para neutralizar o ajustar la alcalinidad de otros ingredientes y porque algunos productos de limpieza específicos necesitan más acidez para poder disolver los sedimentos minerales.
  • Los agentes colorantes (pigmentos o colorantes).
  • Los solventes: con el fin de evitar la separación o el deterioro de los ingredientes en los productos líquidos y para disolver las manchas orgánicas.

Las zonas más expuestas

  • Descarga y almacenamiento de materias primas.
  • Caso de la producción de detergentes líquidos
    • Fabricación de la pre mezcla: Los detergentes líquidos contienen jabón y surfactantes. Se constituyen a partir de una pre mezcla a la cual otros ingredientes se añaden y se mezclan. Esta etapa consiste simplemente en la neutralización de los ácidos grasos, con sosa cáustica o hidróxido de potasio (potasa).
    • La mezcla de ingredientes: se añaden y se mezclan todos los ingredientes a una temperatura elevada. Los ingredientes utilizados en la fabricación de detergentes líquidos suelen ser sosa cáustica, ácido, perfumes y agua.
  • Caso de la producción de detergentes en polvo: se pueden utilizar varios métodos para la fabricación de detergentes en polvo (pulverización de secado, aglomeración, mezcla en seco). En todo caso, ingredientes secos y líquidos se mezclan primero. Por lo tanto, esta etapa tiene riesgos químicos.
  • Laboratorios de control y de I+D: se realizan análisis con el fin de comprobar la calidad y la eficacia de los detergentes, mejorar y crear nuevas formulaciones.
  • El envase y el almacenamiento de los detergentes.