baseline-home / Preguntas frecuentes DIPHOTÉRINE®

Preguntas frecuentes DIPHOTÉRINE®

La solución DIPHOTÉRINE® es una solución de lavado de urgencia de proyecciones químicas oculares y cutáneas. Es polivalente, hipertónica y contiene una molécula anfótera y quelante. Es una solución acuosa estéril. Cuando se utiliza la solución DIPHOTÉRINE® en el 1er minuto después de la proyección y con toda la cantidad que existe en el envase, la descontaminación externa con la solución DIPHOTÉRINE® tiene como objetivo prevenir o minimizar la aparición de lesiones y así los riesgos de secuelas.

La solución DIPHOTÉRINE® tiene varios sitios activos y gracias a sus propiedades anfóteras puede reaccionar con componentes químicamente opuestos como los ácidos/bases, oxidantes/reductores, etc. Es un compuesto quelante. Su hipertonicidad facilita también la creación de un gradiente osmótico que puede detener la penetración de los productos químicos y ayudar a quitar los productos químicos que ya han penetrado.

La solución DIPHOTÉRINE® es una solución hipertónica porque permite evitar o detener la penetración de productos químicos en los tejidos. Una presión hiperosmótica crea un flujo del interior hacia el exterior de los tejidos: los productos químicos se retiran entonces del interior de los tejidos y son llevados a la superficie de la piel o del ojo. Con una solución hipertónica, la descontaminación se acelera.

Un compuesto anfótero es capaz de quelatar (y por tanto de descontaminar) substancias químicas opuestas como los ácidos-bases o los agentes oxidantes-reductores. El enjuague con una solución anfótera como la solución DIPHOTÉRINE® permite un retorno rápido a un estado fisiológico y tiene como objetivo garantizar el resultado del lavado.

Sí, la solución DIPHOTÉRINE® es un quelante. Quelata radionucléidos como el estroncio, el cobalto, el cesio o el uranio. Puede quelatar aniones como el oxalato, pero no quelata el calcio o el magnesio.

La solución DIPHOTÉRINE® es polivalente. Resulta eficaz sobre una gama muy amplia de productos químicos / de grupos químicos (más de 600 probados in vitro), incluidos los ácidos, bases, oxidantes, agentes reductores, irritantes, solventes y lacrimógenos. Por ello, es una elección lógica cuando se trata de descontaminar proyecciones de productos químicos desconocidos.

La solución DIPHOTÉRINE® es no tóxica (LD50 > 2.000 mg/kg oral/ dérmico agudo, obtenidos en experiencias animales). No se ha descrito ninguna toxicidad en la utilización en el hombre en lugares de trabajo a pesar de que el fabricante haya instaurado un programa de fármaco vigilancia.

No se ha detectado ningún efecto mutágeno en la prueba de Ames.

La solución DIPHOTÉRINE® en sí y sus residuos de reacción con un ácido fuerte o una base, no resultan irritantes para los ojos del conejo. Tampoco resulta irritante para los ojos sanos del humano. No se ha descrito ningún efecto dañino en su uso tras accidentes de trabajo en medios industriales. En el conejillo de indias, la solución DIPHOTÉRINE® no ha mostrado carácter sensibilizante cutáneo.

Se ha demostrado con pruebas de ecotoxicidad que la solución DIPHOTÉRINE® no resulta tóxica sobre organismos estándar.

La solución DIPHOTÉRINE® se recomienda para la descontaminación ocular/cutánea de casi todas las sustancias químicas, como los ácidos, bases, oxidantes, agentes reductores y solventes.

a) La solución DIPHOTÉRINE® tiene una eficacia limitada sobre las exposiciones al ácido fluorhídrico (HF) o a compuestos fluorados en medio ácido. Un producto derivado, la solución HEXAFLUORINE®, está disponible y es eficaz para los casos de exposición al HF.
La solución DIPHOTÉRINE® no está recomendada para la descontaminación del fósforo blanco.

b) El lavado con la solución DIPHOTÉRINE® es más eficaz si se realiza lo más rápidamente posible después de la exposición química ocular / cutánea (en el primer minuto). En cuanto más se retrasa el lavado con la solución DIPHOTÉRINE®, menos se podrá impedir o disminuir la gravedad de la quemadura. El uso retardado de la solución DIPHOTÉRINE® puede detener la acción del producto químico y será necesario un tratamiento específico para mejorar la cicatrización de la lesión.
Una vez que las células expuestas, a nivel ocular o cutáneo, han sido destruidas por el producto químico, la solución DIPHOTÉRINE® puede ya no ser eficaz.

Actualmente, la solución DIPHOTÉRINE® no está recomendada para el tratamiento de las quemaduras únicamente térmicas. Se han hecho algunas propuestas para probarla en este sentido. Una descontaminación inicial con la solución DIPHOTÉRINE®, sobre quemaduras químicas/ térmicas debidas a productos químicos utilizados en altas temperaturas será benéfica.

Se recomienda descontaminar inicialmente la quemadura química y después tratar la quemadura térmica.

Al ser un quelante, la solución DIPHOTÉRINE® puede utilizarse para descontaminar metales (como los radioelementos tales como el uranio -238, cesio-137, estroncio/itrio-90, y cobalto-60). Para polvos y otras substancias químicamente inertes, la solución DIPHOTÉRINE®, solución acuosa estéril, permite la dilución y el lavado mecánico. Sin embargo, AFTERWASHII®, que es una solución de enjuague isotónica de confort, es más apropiada para el polvo y otras substancias químicamente inertes.

La solución DIPHOTÉRINE® se puede utilizar para lavar eficazmente los productos químicos activos. Se han descrito casos tras una exposición ocular a pastillas de hidróxido de sodio.
El lavado con la solución DIPHOTÉRINE® permite la dilución de las pastillas y, al mismo tiempo, su neutralización: evita o detiene la quemadura química, según el tiempo de contacto.
El uso de la solución DIPHOTÉRINE® no es apropiado para las exposiciones al fósforo blanco.

Nada. La solución DIPHOTÉRINE® no es tóxica ni irritante. No es un sensibilizante.

La utilización de la solución DIPHOTÉRINE® se encuentra en vías de estudio en lo que se refiere a la descontaminación de las ingestiones cáusticas siguiendo un modelo sobre cerdos. Los datos preliminares indican que puede ser eficaz en esta configuración. Actualmente no se aconseja para el uso en humanos. La solución DIPHOTÉRINE® no es tóxica porque la DL50 oral es superior a 2000 mg/kg.

En estudios del INRS, se ha observado que lavando con agua, antes o después de la solución DIPHOTÉRINE®, se obtienen peores resultados que si sólo se hubiera utilizado la solución DIPHOTÉRINE®. Teóricamente, es porque la aplicación inicial de agua o suero fisiológico va a retrasar la utilización de la solución activa de descontaminación y porque la utilización del agua o del suero después de la solución DIPHOTÉRINE® retirará la solución activa de la piel o del ojo, impidiéndole así ejercer su efecto óptimo.

Para obtener un efecto óptimo, la solución DIPHOTÉRINE® se debe utilizar tan rápido como sea posible después de la proyección química ocular/cutánea y en cantidad suficiente. Los operarios/equipos de primeros auxilios deben recibir formación para utilizar el volumen del envase íntegramente. La solución DIPHOTÉRINE® alivia el dolor muy rápidamente cuando se empieza la descontaminación, por ello, el uso del volumen completo del envase debe ser un tema abordado en la formación de los operarios/equipos de primeros auxilios.

La solución DIPHOTÉRINE® debe utilizarse tan rápido como sea posible después de la salpicadura de productos químicos, excepto en los casos de ácido fluorhídrico (HF) para los cuales se debe utilizar la solución HEXAFLUORINE®.

Como es activa contra una gran variedad de substancias químicas, la solución DIPHOTÉRINE® se adapta especialmente bien a los casos de exposiciones a productos químicos desconocidos.

No. La solución DIPHOTÉRINE® no tiene ninguna acción fisiológica sobre el ojo o la piel.
Está registrada como dispositivo médico en Europa.

La solución HEXAFLUORINE® es un derivado de la solución DIPHOTÉRINE® especialmente diseñada para la descontaminación ocular / cutánea de proyecciones químicas de ácido fluorhídrico o fluoruros en medio ácido.

AFTERWASHII® es una solución de confort isotónica a las lágrimas. Puede utilizarse después de la solución DIPHOTÉRINE® o de la solución HEXAFLUORINE® para volver a un estado fisiológico o lavar polvos químicamente inertes.

El Absorbente TRIVOREX®, polvo absorbente y neutralizante de vertidos de todo tipo de productos químicos en lugares de trabajo y su entorno (no para el uso en humanos).

El laboratorio PREVOR es especialista de los riesgos químicos, por ello:
– Se editan libros, disponibles en francés:

  • «Le risque chimique et la santé au travail» (« El riesgo químico y la salud laboral »),
  • «La magie des solvants» (« La Magia de los solventes »)
  • «Outils pratiques d’interprétation des FDS» («Herramienta prática de interpretacíon de las FDS»)

– Se organizan sesiones de formación con regularidad para todos los operarios y especialistas en el riesgo químico, sobre la evaluación y prevención de tal riesgo en ámdito laboral.

La caducidad a los 2 años permite asegurarse de que:

– el producto ha sido substituido antes de perder su esterilidad
– la solución conserva todas las propiedades que le son propias
– el envase que surte la solución esté en buen estado para funcionar correctamente (envejecimiento de los envases en ámbito industrial)

Se ha concebido un gel de solución DIPHOTÉRINE® y está en vías de análisis para una variedad de usos potenciales, particularmente para las quemaduras esofagianas y gastrointestinales. Actualmente, aún no está a la venta.

La solución DIPHOTÉRINE® neutraliza activamente el producto químico vertido. La solución DIPHOTÉRINE®, así como sus residuos tras la descontaminación de productos altamente corrosivos no son tóxicos ni ecotóxicos. La solución DIPHOTÉRINE® usada se puede desechar en la red de alcantarillado sanitario (a diferencia de otras soluciones de descontaminación que contienen siempre substancias químicas activas y que deben eliminarse como desechos peligrosos).

La solución HEXAFLUORINE® es un derivado de la solución DIPHOTÉRINE® pensado específicamente para descontaminar proyecciones oculares o cutáneas de ácido fluorhídrico. Actúa a la vez sobre los iones corrosivos H+ y los iones tóxicos F- del ácido fluorhídrico (HF), neutralizándolos y quelatándolos respectivamente.

La Solución AFTERWASHII® ayuda a restablecer el equilibrio fisiológico de la córnea tras la descontaminación con la solución DIPHOTÉRINE®. También está pensada para el lavado de polvos químicamente inertes.

PREVOR ha sacado al mercado su sistema de lavaojos patentado, para responder a diferentes exigencias, relacionadas sobre todo con el principio de lavado de urgencia en empresas:

  • Permite a cualquier accidentado utilizar el lavaojos solo;
  • Permite al accidentado abrir correctamente el ojo para que el lavado sea eficaz;
  • Permite un lavado continuo y uniformemente repartido de la superficie de la córnea.

Se ha planteado la posibilidad de utilizar la lentilla de Morgan y se ha descartado tras diferentes pruebas que muestran:

  • La dificultad de instilación de la lentilla en primeros auxilios, circunstancia en la que el tiempo de intervención es fundamental;
  • Un lavado insuficiente uniforme para una eficacia y una reproductividad en todas las víctimas.

Por estas razones, PREVOR ha diseñado, puesto a punto y patentado su sistema de lavaojos específico.

El dispositivo de lentilla de Morgan está especialmente diseñado para verter una solución de lavado en ausencia de personal médico. Este dispositivo podría pues presentar una ventaja en el caso de un politraumatizado o para una gestión en masa de pacientes.

Sin embargo, los oftalmólogos referentes consultados no recomiendan el uso de la lentilla de Morgan para realizar un lavado ocular tras una proyección química ya que el resultado puede no ser lo suficientemente homogéneo. De hecho, ya ha podido observar que el líquido de lavado seguía más bien unos surcos y esto creaba zonas no irrigadas por la solución instilada. Ahora bien, para ser eficaz en el lavado de una proyección química, es necesario irrigar toda la córnea y los sacos conjuntivales. Pensamos pues que la lentilla de Morgan no puede garantizar las mismas ventajas que un lavado manual realizado con cuidado por el especialista.

Prólogo:
Descripción de la lentilla de Morgan:
Tubo conectado a una lentilla perforada.
Diámetro del tubo < 2 mm
Lentilla de poliestireno pegada a un tubo.

Oftalmólogos de referencia :
– Pr Norbert Schrage, Clínica Oftalmológica de Merheim (Alemania)
– Dr Harold Merle, Centro hospitalero de Fort de France

La solución DIPHOTÉRINE®, que actúa directamente sobre el producto químico permite rápidamente la disminución de la sensación de dolor. En la práctica el anestésico resulta a menudo inútil. Su posible uso en el protocolo de algunas empresas o en el medio hospitalario bajo control oftalmológico no podría tener más que un efecto complementario sinérgico.