Meta y objetivo de la descontaminación química

El laboratorio PREVOR es experto en Riesgo Químico.

Su misión es doble:

  • Ayudar a las empresas a disminuir la frecuencia de los accidentes,
  • Desarrollar productos capaces de minimizar las consecuencias de las proyecciones químicas en caso de accidente.

Sobre la base de este doble objetivo, se emprendieron trabajos de investigación para entender los mecanismos de la quemadura química, mejorar las soluciones de lavado existentes (agua, suero fisiológico) y proponer dispositivos de seguridad para un uso de urgencia sea cual sea la superficie y extensión de los tejidos dañados, sea cual sea la naturaleza y concentración del producto químico recibido.
Existen más de 25.000 productos químicos1 susceptibles de provocar lesiones o quemaduras cutáneas u oculares tras el contacto único o repetido: son productos como los ácidos, las bases, los oxidantes, los reductores et los solventes.

Ventajas y limites del lavado con agua

Tras una proyección química se debe desnudar a la víctima y lavar, lo más rápido posible, los tejidos afectados. El lavado con agua fue la primera solución utilizada para la descontaminación química y este dogma persiste con argumentos más prácticos que científicos debido a su carácter polivalente y no tóxico y a su disponibilidad. En efecto, el agua permite arrastrar el producto químico sobre la superficie de los tejidos afectados, independientemente de su naturaleza o su concentración.

Sin embargo, el lavado con agua tiene sus límites:

  • no actúa sobre el potencial irritante o corrosivo del producto químico,
  • no hay retorno rápido a un estado fisiológico (el efecto de arrastre del producto químico se limita a la superficie de los tejidos y no actúa en profundidad),
  • El agua favorece la penetración del producto químico en el interior de los tejidos (Professeur Schrage) (enlace hacia la publicación Schrage, Klin Monastbl Augenheilkd, 2004),
  • con el fin de obtener un resultado óptimo, se debe intervenir en un plazo corto (10 segundos, según la norma ANSI) después de la proyección. No obstante, a veces, la eficacia no es más que parcial sobre todo con los principales corrosivos.
  • se observan secuelas importantes, cuidados e intervenciones quirúrgicas con incapacidad permanente o incluso desenlaces fatales que se relatan regularmente en la literatura 2,3.
  • Recientemente, unos estudios comparativos han mostrado la posibilidad de mejorar el lavado con agua4.

Limites que superar para aumentar las probabilidades de salir ileso

Mejorar el lavado con agua consiste en superar sus límites para aumentar las probabilidades de la victima de ser salvada y presentar un mínimo de secuelas.

Para superar dichos límites del lavado con agua, se ha introducido la solución DIPHOTÉRINE®, molécula anfótera y quelante, en una solución acuosa. La solución resultante tiene como objeto prevenir la aparición de la quemadura química o de disminuir su gravedad.

Las mejoras aportadas por la solución DIPHOTÉRINE® a la descontaminación química permiten:

  • detener la acción de los irritantes y corrosivos en el ojo o la piel gracias a sus propiedades anfóteras y quelantes,
  • detener la penetración del producto químico en el interior de los tejidos y crear un flujo desde el interior hacia el exterior de los tejidos gracias a su acción hipertónica.
  • conseguir un retorno rápido del pH a valores comprendidos entre 5.5 y 9 sin ningún peligro de quemadura,
  • un tiempo de intervención prolongado con respecto al agua, en el minuto siguiente a la proyección química con una mejor garantía de eficacia del lavado: ausencia de secuelas, ninguna o poca necesidad de cuidados segundarios, ninguna o escasa baja laboral.

la solución DIPHOTÉRINE® ha sido clasificada reglamentariamente como un dispositivo médico según la Directiva 93/42 CEE. Reivindica una acción sobre el producto químico que detiene o minimiza la evolución de la quemadura química. Está clasificada IIa porque se puede utilizar sobre la piel dañada (Dr Maurizio Cavallini) (vínculo con las publicaciones: Cavallini, Annals of Burns and Fire disasters 2004, vol XVII-2, 84-87 y Cavallini, European Journal of Anaesthesiology 2004, 21, 389-392). Como la solución DIPHOTÉRINE® no tiene acción sobre el organismo humano y su acción no se obtiene à través de medios farmacológicos o inmunológicos ni por metabolismo, no se considera un medicamento.

Análisis de los datos científicos

El análisis de los datos clínicos y experimentales de la descontaminación con solución DIPHOTÉRINE® se basa sobre tres niveles de pruebas científicas.

Datos clínicos convergentes

A pesar de las dificultades de realización de estudios sobre los primeros cuidados en el medio laboral y de los límites inevitables en la interpretación de los resultados, numerosos datos recogidos en el hombre proporcionan elementos convergentes.

Los testimonios de utilización de la solución DIPHOTÉRINE® han sido relatados por las empresas (1). Generalmente transmitidos por el médico de la empresa, individualmente se les puede criticar o bien por un problema de metodología, o bien por un problema de interpretación; pero cuando todos estos testimonios se reagrupan, varios centenares de casos de utilización de la solución DIPHOTÉRINE®, de la coherencia del conjunto emanan certezas sobre su eficacia:

  • ausencia de efectos deletéreos,
  • disminución de la sensación de dolor,
  • ausencia de secuelas,
  • ninguna o poca necesidad de cuidados secundarios,
  • ninguna o poca baja laboral.

El Institut National de Recherche et de Sécurité (Francia) quiso comprobar, de forma independiente, la eficacia de los distintos métodos de descontaminación de las proyecciones de productos químicos, entre ellos la solución DIPHOTÉRINE®. Para eso, se efectuó una investigación (2) con la ayuda de médicos de empresa de numerosas firmas en Francia. 73 empresas respondieron inicialmente. El estudio se basa así en más de 60 accidentes y enseña la acción de la solución DIPHOTÉRINE® sobre una muestra variada de productos químicos. la solución DIPHOTÉRINE®, utilizada según el protocolo recomendado, es siempre al menos tan eficaz como el agua. El seguimiento de esta investigación (3) ponía de manifiesto que los resultados parecían superiores sobre las bases concentradas para un total de 145 casos de proyecciones químicas estudiados. Esto fue confirmado por el estudio realizado por Martinswerk (1), que permitió confirmar la superioridad del lavado con solución DIPHOTÉRINE® sobre las bases, en términos de eficacia y seguridad de lavado, a pesar de pequeñas series estadísticas:

Solución de lavadosolución DIPHOTÉRINE®Ácido acéticoAgua
No hay atención secundaria 100 % +/- 15 0 % +/- 15 0 % +/- 15
Atención secundaria simple 0 % +/- 15 80 % +/- 15 25 % +/- 15
Atención secundaria medicalizada 0 % +/- 15 20 % +/- 15 75 % +/- 15
Días de baja laboral 0.18 +/- 0.4 2.91 +/- 4.3 8 +/- 8.12

Unos casos informados aisladamente pueden también ser muy significativos: si se toman los casos de 2 proyecciones cutáneas extensas de ácido sulfúrico concentrado de concentración equivalente (95%): una, lavada con agua, condujo a secuelas funcionales y a 6 meses y medio de baja laboral, otra lavada con solución DIPHOTÉRINE® no provocó ninguna secuela y ninguna baja laboral (4)

Datos experimentales in vivo que confirman los resultados clínicos:

Cuando la quemadura química aparece, dos fenómenos condicionan su evolución:

  • la fase de detersión (inflamación, destrucción), que se amplía en el caso de la quemadura química,
  • la fase de reparación (cicatrización), que se disminuye.

Los estudios experimentales in vivo han confirmado que, cuando la evolución de la quemadura química se detiene, la reparación de los tejidos dañados se efectúa en mejores condiciones.
El Pr. Cavallini (5, 6) ha comparado la eficacia del lavado con la solución DIPHOTÉRINE® frente al lavado con suero fisiológico sobre una quemadura cutánea de ácido clorhídrico concentrado sobre la rata. la solución DIPHOTÉRINE® detiene la evolución de la quemadura química, lo que tiene como consecuencias:

  • una mejor reparación de los tejidos (tamaño de la lesión a 7 días: solución DIPHOTÉRINE® 4 mm. versus suero fisiológico 6 mm., sin lavado 12 mm.)
  • una disminución significativa de la sensación de dolor (Sustancia P dentro de las 48 primeras horas, p < 0.05; ß- endorfina después de 7 días, p < 0.05),
  • una disminución de la inflamación (Interleukine 6 a 48h, p < 0.01; a 7 días, p < 0.05).

El Dr. Gérard ha estudiado una quemadura ocular de amoniaco al 15.3% sobre el conejo (7). Este estudio permitió inicialmente entender el mecanismo de la quemadura por amoníaco y poner de relieve el interés de una atención secundaria tardía de tal quemadura. Este modelo experimental de quemadura se probó a continuación para comparar la eficacia de la solución DIPHOTÉRINE® versus suero fisiológico (8).

El lavado con la solución DIPHOTÉRINE® muestra:

  • una ausencia de edema estromal que, en cambio, sí se observa después de un
    lavado con suero fisiológico o en ausencia de lavado,
  • una inflexión del pH, que no se observa después de un lavado con suero fisiológico o sin lavado.

La presencia de un edema estromal, resultado de la inflamación debida a la quemadura y al efecto hipotónico del lavado, se reconoce como factor agravante de la evolución de la quemadura química (9)

Datos experimentales ex-vivo / in vitro que permiten explicar los resultados clínicos:

Estos estudios han permitido comprender y confirmar los resultados clínicos obtenidos. El Pr. Schrage (10) compara la eficacia de distintas soluciones de lavado por simple dosificación de 5 ml de sosa o ácido clorhídrico 0.5 M y muestra el límite químico del agua sobre los corrosivos. A pesar de un aporte de agua que representa 50 veces la contaminación por sosa o por ácido clorhídrico, el agua no ha podido reconducir el pH a valores fisiológicos:

ProductoAdición de agua (250 ml)Adición de solución DIPHOTÉRINE® ( PREVIN) (100ml)
Sosa 0.5 M 11.8 <9
Ácido clorhídrico 0.5 M 2 6.3

Zona fisiológica (no hay quemadura): 5.5 < pH < 9

Una experiencia sobre ojos de cerdo enucleados ha permitido medir el efecto del lavado sobre la evolución del pH intraocular en función de un lavado más o menos precoz: únicamente un lavado con la solución DIPHOTÉRINE® permite una mejora del pH intraocular, incluso si el lavado empieza de forma retardada.

En esta misma publicación, se muestra el límite físico del lavado con agua sobre cultivos de fibroblastos. El agua es hipotónica. Cuando hay quemadura química, la presión osmótica de la córnea aumenta hasta 1.280 mosmoles/kg. Lavar con una solución hipotónica (como el agua) puede implicar un choque osmótico y una citólisis (destrucción de las células después de hinchazón). Ver también la publicación de Kompa y coll (11) referente al efecto directo de la osmolaridad de la solución de lavado sobre la osmolaridad de la córnea.

El cuadro siguiente permitirá ante todo aclarar las ventajas de utilizar la solución DIPHOTÉRINE®.

las ventajas de utilizar la DIPHOTÉRINE®

Un estudio publicado recientemente por el Dr. Merle (12) muestra el interés de la utilización de la solución DIPHOTÉRINE® incluso de forma retardada, dentro de las primeras horas que siguen el accidente. El estudio compara, sobre quemaduras oculares de grados equivalentes, la diferencia que proporciona un lavado con solución DIPHOTÉRINE® versus un lavado con suero fisiológico antes de un tratamiento de la quemadura química básica. Este estudio muestra una reducción significativa del tiempo de reepitelialización de la córnea:

Tiempo de reepitelización en número de díassolución DIPHOTÉRINE®Suero fisiológicoValor de p
Grado I 1.9 +/- 1 11.1 +/- 1.4 p <10-7
Grado II 5.6 +/- 4.9 10 +/- 9.2 p <0.02
Grado III 20 +/- 14.1 45.2 +/- 23 0.21 NS

Ningún Grado IV ocular con la solución DIPHOTÉRINE®

El Dr. Gérard (13) ha publicado un caso de quemadura química ocular severo (grado IV) que muestra el interés de un lavado retardado con la solución DIPHOTÉRINE® y describe el tratamiento secundario asociado, destinado principalmente a disminuir la inflamación, así como la infección y el dolor. El caso evolucionó hacia una reepitelización progresiva en menos de 21 días y una cicatrización completa y estable a los 180 días sin acto quirúrgico.

Lo que debemos recordar

El lavado con agua fue el primer progreso determinante en la descontaminación de proyecciones químicas. Pero el lavado con agua tiene límites que hemos sabido ampliar con la solución DIPHOTÉRINE®.

la solución DIPHOTÉRINE® se puede utilizar según dos protocolos:

  1. que sea en primeros auxilios, en la empresa, en el lugar del accidente con una utilización en el minuto siguiente a la proyección,
  2. que sea en uso retardado, en la atención pre-hospitalaria u hospitalaria. la solución DIPHOTÉRINE® detiene la evolución de la quemadura química y permite un retorno rápido a un estado fisiológico. Entonces se puede aplicar un tratamiento adaptado a la gravedad de la quemadura en condiciones óptimas.

Si el producto es corrosivo o si existe un riesgo de demora en la atención durante los primeros segundos, los protocolos con agua representan una pérdida de oportunidad en comparación con los protocolos con solución DIPHOTÉRINE®.

(*) Complemento de información

  • La solución DIPHOTÉRINE® contiene una molécula activa que permite un lavado rápido de los productos químicos.
  • Su eficacia ha sido probada en más de 1000 productos que representan a la mayoría de las familias químicas.
  • Gracias a sus características anfóteras, la solución DIPHOTÉRINE® nunca puede ser peligrosa.
  • Aunque no fuera activa químicamente sobre un compuesto, la solución DIPHOTÉRINE® siempre tiene una mayor eficacia de lavado que una solución isotónica y aún más que el agua.
  • Para productos nuevos, se debe evaluar la eficacia en caso de duda.
  • Estamos a su entera disposición para realizar dicha evaluación