Riesgo químico en los servicios de urgencias

El riesgo químico en los servicios de urgencias

Las soluciones de descontaminación Prevor se destinan a los sectores industriales. Su uso conforme al protocolo adecuado permite a las víctimas no sufrir heridas químicas tras accidentes implicando productos corrosivos y/o irritantes.

No obstante, después de haber visto informes de casos por parte de distintos servicios de urgencias, hemos notado que nuestras soluciones de descontaminación siguen teniendo un interés en ser utilizadas en caso de lavado retardado (tiempo de contacto superior a 1 minuto).

En efecto, un estudio clínico, realizado en un hospital, ha demostrado el interés de un lavado incluso retardado con la solución DIPHOTÉRINE® para el tratamiento de las quemaduras químicas oculares, en asociación con un protocolo terapéutico cuyo fin es disminuir la inflamación y prevenir la infección favoreciendo la cicatrización.

“ Hemos notado que nuestras soluciones de descontaminación siguen teniendo un interés en ser utilizadas en caso de lavado retardado ”

Varios servicios de urgencias se deben enfrentarse a accidentes químicos. En ese caso el tiempo de intervención constituye uno de los elementos más importantes para limitar las lesiones, junto con la categoría de solución de descontaminación utilizada. Como consecuencia, parece obvio que no sólo los hospitales deben ser equipados con las soluciones adecuadas sino también (y especialmente) las ambulancias y otros vehículos de intervención.

Las ambulancias

SAMU/SAMUR y bomberos suelen llegar los primeros a los lugares de accidente. En el caso de un accidente químico, no siempre se sabe cuáles son los productos químicos implicados. En este caso típico estar equipado con una solución capaz de detener los irritantes/corrosivos es una gran ventaja. En un vehículo de urgencias, el espacio se optimiza a lo máximo. Como consecuencia se prefieren dispositivos móviles y de pequeño tamaño.

Además, existen unidades móviles de intervención química que pueden ser requisadas. Su misión es encargarse de la contaminación química, tanto industrial como durante un accidente de transporte químico.

En el hospital

En el hospital varios servicios pueden atender a víctimas de accidentes químicos, como el servicio de urgencias, de quemados o de oftalmología. En lo que se refiere al servicio O.R.L., atiende a víctimas de ingestión de productos químicos.

Los accidentes químicos pueden ser de tipo industrial, doméstico o a consecuencia de una agresión. El tipo de producto químico es como consecuencia tan variado como el número de productos industriales o domésticos que existen. Algunas plantas tienen también propiedades irritantes y pueden causar las lesiones químicas que se valoran en el hospital. Si las víctimas se trasladan directamente al hospital, sin vehículo de intervención, es el servicio de urgencias que llevará a cabo los primeros auxilios. Si las lesiones son graves o se vuelven a serlo, se recomienda recurrir a especialistas y los pacientes se remiten al servicio de quemados (o incluso a un centro específico) o de oftalmología. Sin embargo, a veces se puede dirigir directamente a las víctimas a estas unidades específicas. Por lo cual, estos diferentes servicios tendrían que tener soluciones de descontaminación a su disposición.

¡El hospital puede también constituir un lugar donde los accidentes ocurren! Efectivamente, un hospital puede tener su propio servicio de mantenimiento, su lavandería, sus agentes de limpieza y sus laboratorios químicos (anapatología, inmunología, oncología…).