El riesgo químico en la transformación de plásticos y la industria del caucho

la industria del plastico y del caucho

La producción de plástico es hoy en día una de las industrias más importantes.

Con productos que van de los móviles a los parachoques de coches, pasando por las jeringuillas, la producción de plásticos no para de crecer.

El caucho es un material que puede obtenerse o por la transformación del látex secretado de forma natural por algunos vegetales (por ejemplo, la hevea), o de forma sintética. Los cauchos se utilizan también en numerosas aplicaciones industriales y diarias (guantes de limpieza, preservativos, tapones, gomas, automóvil, construcción, electrodomésticos, etc.)

Los plásticos

La materia plástica se compone de polímero bruto (resina básica) al cual se añaden cargas, plastificantes y aditivos. La resina básica permite aportar cohesión al material. Las cargas permiten mejorar algunas de las propiedades específicas de la resina.

A continuación encontrarán algunos ejemplos de cargas: carbonato de calcio, sílices naturales o sintéticas, negro de carbón, grafito, etc.
Los plastificantes harán que el compuesto obtenido sea más flexible gracias a ftalatos, adipatos, fosfatos, poliésteres, etc.
Los aditivos incrementan de forma notable una propiedad específica y se incorporan en pequeñas proporciones. Suelen ser endurecedores, catalizadores, estabilizantes que pueden contener fenol o aminas, agentes inflantes, lubrificantes, colorantes, fungicidas, bactericidas y solventes.
Los plásticos fabricados más comunes son: polietileno (PE), Policloruro de vinilo (PVC), Poliestireno (PS), politetrafluoroetileno (PTFE o Téflon®).

Los tres principales procesos de moldeos del plástico

  • El moldeo por extrusión: principal proceso utilizado para darles forma a materias plásticas. Se calienta el plástico y se le prensa de manera continua en un agujero que tiene la forma deseada. El plástico formado se enfría bajo un flujo de aire o en un baño de agua y se endurece sobre una correa en movimiento.
  • El moldeo por inyección: se calienta el plástico hasta un estado semifluido. Se inyecta bajo alta presión en un molde y se endurece rápidamente. Se abre el molde y se expulsa la pieza. Este proceso puede ser repetido tantas veces como sea necesario.
  • El moldeo por soplado: se utiliza la presión para formar piezas huecas, (tal y como botellas) de manera directa o indirecta. En ambos métodos se moldea el plástico gracias a un flujo de aire.

En estos tres procesos, ningún producto químico se utiliza durante las operaciones, pero requieren diferentes grasas y aceites para garantizar su buen funcionamiento. Durante las operaciones de mantenimiento, los operarios pueden entrar en contacto con estos productos.

Caucho natural

Una vez recogido el látex, se estabiliza con amoniaco y se concentra para disminuir su cantidad de agua o se coagula de manera más o menos controlada. Por último se seca con el fin de obtener balas de caucho.

Caucho sintético

La elaboración de los elastómeros se desarrolla en cuatro etapas sucesivas

  • La formulación de un centenar de ingredientes, que tiene como objetivo responder a las especificidades del pliego de condiciones de la futura pieza.
  • La mezcla o el amasado añade al elastómero diferentes ingredientes tal y como los negros de carbón, las gredas y los aceites.
  • El moldeado del elastómero por moldeo o por extrusión (perfilados).
  • La vulcanización, proceso que añade azufre al elastómero y que lo cuece para darle su elasticidad.

Los principales cauchos fabricados industrialmente

  • Caucho Buna (butadieno + estireno)
  • Etileno + Propileno
  • Cauche butilo (isobuteno + butadieno o isopreno)
  • Poliisopreno de síntesis
  • Neopreno (con cloropreno)
  • Caucho nitrilo: butadieno + acrilonitrilo

El caucho, que sea natural o sintético, se utiliza casi exclusivamente mezclado con otros ingredientes

  • Cargas reforzantes: siendo la principal el negro de carbón (de ahí viene el color de los productos de caucho). Mejoran la resistencia mecánica y la resistencia a la abrasión.
  • Aceites, también llamados plastificantes.
  • Agentes de protección, contra los rayos UV o la luz por ejemplo.
  • Productos que sirven a la vulcanización (azufre, óxido de zinc, aceleradores, peróxidos, etc.)
  • Productos diversos tales como colorantes, agentes inflantes, productos antifuego, etc.