Consejos de lavado con la solución DIPHOTÉRINE® o la solución HEXAFLUORINE®

¿DIPHOTÉRINE® o HEXAFLUORINE® ?

Rapidez de acción – no retardar nunca el lavado de la proyección química por ninguna razón

Este factor resulta determinante para evitar cualquier secuela. Hay que impedir que el producto penetre y provoque lesiones (véase el mecanismo). El tiempo de contacto entre el producto y los tejidos debe ser lo más corto posible.

Por lo tanto, es fundamental que el medio de descontaminación esté a proximidad de los puestos de riesgo o a disposición del personal móvil (Lava ojo o spray en el botiquín).

Nuestros expertos pueden desplazarse para estudiar con usted, la colocación de los productos PREVOR en sus instalaciones.

El material debe estar accesible y su emplazamiento conocido por todo el personal expuesto.

Si el tiempo de reacción de la persona o si los socorristas tardan por diversas razones, la cantidad de solución DIPHOTÉRINE® o Solución HEXAFLUORINE® necesaria para descontaminar va a ser más importante que la contenida en los envases individuales. Se debe poder prolongar el lavado (3 a 5 veces el tiempo de contacto con el agresor químico).

Como medida de seguridad, se recomienda tener uno o varios puestos con capacidad de lavado más importante tipo Lava ojo mural o portátil (500 ml) para los ojos o DAP (5l) para el cuerpo.

En caso de proyección sobre el cuerpo, hay que desvestir inmediatamente a la persona.

Guardar una prenda contaminada expone a la persona a un riesgo de maceración que multiplica el efecto cáustico del producto, prolonga peligrosamente el tiempo de contacto y dificulta la acción de la solución DIPHOTÉRINE® o de la solución HEXAFLUORINE®.

El lavado debe ser un automatismo, la empresa debe organizar una formación (PREVOR ha organizado un módulo de formación para responder a esta necesidad específica) para asegurarse de que en caso de urgencia, el accidentado o socorrista realizará los gestos adecuados de auxilio sin ninguna duda.

La pérdida de la sensación de dolor no significa el final del lavado. En efecto, un lavado insuficiente puede dejar una ínfima parte de producto químico suficiente para desencadenar una inflamación retardada 24 o 48 h más tarde.
Se debe utilizar todo el envase de solución DIPHOTÉRINE® o de solución HEXAFLUORINE® en los tiempos de intervención recomendados.

Se desaconseja la utilización del agua en un primer lavado antes de la solución DIPHOTÉRINE® en la medida de lo posible.

El agua quita el producto químico que queda en la superficie pero su carácter hipotónico facilita la penetración de residuos peligrosos. Después, se necesitará más Solución DIPHOTÉRINE® para extraer el producto en el interior de los tejidos y la eficacia del lavado con la solución DIPHOTÉRINE® se verá reducida, lo que podrá conllevar efectos secundarios.

En el caso de una proyección ocular, el tratamiento con la solución DIPHOTÉRINE® puede conllevar a veces una ligera sensación de sequedad ocular temporal, un segundo lavado con la solución de lavado PREVOR aportará una sensación de confort restableciendo el equilibrio fisiológico del ojo.

Finalmente, independientemente de la calidad del lavado, es imprescindible consultar al médico.