El mecanismo de la quemadura térmica


main_brûlée


Las quemaduras son destrucciones locales o más generales de la piel y los tejidos cutáneos. En el 85 % de los casos, se trata que quemaduras térmicas debidas al contacto con las llamas, un líquido hirviendo o un objeto caliente.

Se cuentan más de 300 000 quemaduras al año en Francia, de las cuales 3000 son graves y precisan hospitalización. Se producen 300 muertes; se trata de la segunda causa de accidentes mortales en Francia.

La cicatrización de las quemaduras depende de un cierto número de factores como la extensión de la superficie afectada, la profundidad, la edad del paciente, la calidad de la atención y del tratamiento local. Sin embargo, incluso una quemadura superficial no debe tomarse a la ligera ya que las implicaciones posibles son numerosas.


Existen tres profundidades de quemadura térmica:


SUPERFICIAL

1º grado

Piel roja = eritema (Ej: quemaduras del sol)

Curación en 48 h

SUPERFICIAL

2º grado superficial

Ampollas –paredes espesas-base exudativa-dolor

Curación en 15 días –trastorno de la pigmentación

INTERMEDIA

2º grado profundo

Poco dolor-anestesia parcial

Cicatrización de mala calidad en 3 semanas

PROFUNDA

3º grado

Piel blanca o marrón, textura cuero - indoloro

Necesidad de injerto


También, se debe tener en cuenta la extensión de la quemadura:


Esquemáticamente, la quemadura es grave si tiene una extensión de más del 1% de la superficie del cuerpo (1% = tamaño de la mano de la víctima). Se hablará de gran quemado con una superficie del 25% en el adulto y del 15% en el niño.

Las primeras horas de evolución de una quemadura grave marcan toda la evolución futura. La atención inmediata del quemado es fundamental. En efecto, para ser eficaz, el enfriamiento de las lesiones debe ser instantáneo y reviste una eficacia limitada pasado el primer cuarto de hora.


El enfriamiento precoz es asunto de los socorristas. Puede realizarse con agua durante al menos 15 min. a 20°, o con geles de agua cuya ventaja es ser más selectivos con las zonas quemadas con además, un efecto analgésico interesante. El enfriamiento debe ser menos prolongado cuanto más frágil sea la víctima (3 a 5 min. para los niños pequeños).